¿Por qué hemos engordado con la Pandemia?

Nos miramos al espejo, nos peleamos con la bascula, pero la verdad es que desde el 2020, hemos ganado peso. Y vemos con temor que el confinamiento produce la tormenta perfecta para aplastar la báscula... pero ¿Por qué?


Y es que muchos pensamos que esto sería temporal, que volveríamos a los gimnasios, a correr en las calles libremente, a hacer deporte al aire libre... Y nada más alejado de la verdad.

Un estudio realizado en el Reino Unido y publicada el pasado septiembre muestra que más del 63% de los encuestados encontraron difícil o muy difícil controlar su peso durante el confinamiento.

El mundo vive ya una 3era ola de Covid 19, algunos volviendo al confinamiento estricto, vivimos con estrés, ansiedad y preocupación por un futuro totalmente incierto. Y mientras eso sucede, nos consolamos con la comida.


La Sociedad Española de Obesidad confirmó que durante los meses del confinamiento, entre abril y mayo de 2020, la mitad de las casi dos mil personas encuestadas ganó entre 1 y 3 kilos.


¿Por qué?


Dificultad de acceso a comida saludable: el pánico por acaparar comida durante los primeros meses provocó que la gente almacenara alimentos no perecederos, como pasta, harina y bollería industrial, que son precisamente los que mayor ganancia de peso pueden producir.

Mayor estrés: la incertidumbre laboral y financiera, el miedo al contagio, y los vaivenes políticos y sociales han provocado un aumento en los niveles de estrés en todo el mundo.

Sedentarismo: el confinamiento y el cierre de instalaciones deportivas ha hecho que mucha gente tenga una actividad física menor (caminar, levantarse del asiento, subir escaleras)

Comer emocionalmente: la ansiedad y el estrés producen un aumento de los antojos y lo que se denomina hambre emocional o hedónica.

Falta de sueño: tanto el estrés y la ansiedad, como la falta de ejercicio, se asocian con una peor calidad del sueño, lo que a su vez provoca mayores antojos de comida y ganancia de peso.

Las fiestas: la pandemia no ha evitado que durante la temporada navideña las tiendas se llenen de comida sabrosa (y azucarada) y la gente se reúna con (algunos) de sus seres queridos para celebrarlas. Los estudios confirman que una gran parte del peso extra se gana en estas fechas.


Ahora que ya sabemos el porqué, debemos poner en marcha un plan Alimenticio, una rutina de ejercicios, sea en casa para que podamos reducir medidas.


¡Vamos por ello!